martes, 27 de mayo de 2014

Bodhi Linux

 Bodhi Linux se trata de una distribución basada en Ubuntu enfocada para consumir pocos recursos de nuestros ordenadores. Actualmente la versión estable es la 2.4.0, pero voy aprovechar que salió la versión beta de la 3.0 basada en Ubuntu 14.04 para probarla. 

 
  Bodhi hace uso del entorno de escritorio Enlightenment, un entorno rápido y minimalista, con multitud de opciones.

 La verdad es que al principio se hace algo confuso, por la sencilla razón que el botón (el de la izquierda del panel superior) no destaca demasiado como para saber que es el del menú. También podemos acceder al menú haciendo click con el botón izquierdo del ratón en cualquier lado de la pantalla.
 Como podemos ver por el menú la distribución no trae casi ningún programa. Para añadirlos tendremos que echar mano de Synaptics (un instalador muy potente, pero bastante tosco) o podemos hacerlo en Añadir software. Entonces se nos abrirá el navegador accediendo a una página que se llama Bodhi Linux App Center. Y desde ahí podemos instalar cualquier programa cómodamente. Sin duda una buena idea, aunque para ser redonda tendría que soportar comentarios de los usuarios y puntuación, y para ser excelente, estar traducida, :)
 Y hablando de navegador web, Bodhi, trae de serie un navegador muy rápido llamado Midori, lógicamente no tiene la potencia de Firefox en cuanto a extensiones y/o opciones, pero Midori cumple su papel sin problemas.

 La instalación, al estar basado en Ubuntu, no reviste ningún tipo de dificultad, siendo el mismo instalador.

 Después de hacer la instalación, he tenido que cambiar el idioma y la distribución del teclado.
 Me ha llamado poderosamente la atención y es el hecho de que al minimizar una ventana no se ve a donde ha ido a parar para poder maximizarla. Me ha costado un buen rato averiguar eso que parece que debería estar a la vista. Pues no, está bastante escondido y no es nada cómodo.
 En la captura se puede ver donde van a para las ventana minimizadas. Lo dicho no es nada cómodo, así que me ha tocado poner otro panel y añadir una opción que se llama iBar para que se vean las ventanas abiertas.
 Está claro que este entorno es muy personalizable, pero hay que estar un buen rato para dejarlo funcional, ya que como viene de serie es quizá algo tosco.
 Enlightenment tiene herramientas propias, como un terminal, una aplicación de texto, el navegador web, entre otras, todas ellas pensadas para ser lo más rápidas posibles, y si, tengo que decir que lo consigue.

Conclusión:

 Es sin duda una buena distribución para maquinas con pocos recursos ya que tendremos un entorno completo, incluyendo algunos efectos curiosos, todo ello sin mermar el rendimiento.
 Como punto negativo quizá el tiempo que hay que pasar en rebuscar entre todas las opciones del entorno para dejarlo usable, ya que de la forma que lo presentan no es quizá demasiado agradable.
 También he visto alguno que otro fallo, como ventanas que no se cierran o tardan en cerrarse, aunque es verdad que se trata de una versión beta, todo hay que decirlo.
 Otro punto negativo que le veo es la ausencia de aplicaciones importantes, como una suite ofimática, un reproductor de vídeo o de música.
 Lo dicho una buena distribución pero en la que hay que dedicarle un tiempo para dejarla a nuestro gusto, pero a cambio tendremos una distribución rápida, consumiendo pocos recursos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada