domingo, 1 de junio de 2014

Linux Mint 17

El día de ayer se liberó la versión 17 de Linux Mint, con nombre en clave "Qiana", basada en Ubuntu 14.04.


 Voy a instalar esta versión en un portátil Lenovo, un modelo con unos cinco años, pero con unas buenas prestaciones. En el portátil estaba instalada la versión anterior de Linux Mint funcionando perfectamente. Con estos precedentes parece que la nueva instalación tendría que ir como la seda, pero no fue así.

 Para empezar al intentar iniciar el LiveUSB se queda la pantalla en negro con el puntero del ratón en el centro de la pantalla. Mal vamos. Mi primer impulso fue pensar que el LiveUSB estaba mal grabado, ya que lo había hecho con UnetBooting, así que procedo a gravar la imagen con el comando dd (para saber como se hace pulsar aquí). Mi gozo en un pozo, hace exactamente lo mismo. Compruebo si ese lápiz funciona en el ordenador de sobremesa y veo como funciona perfectamente LinuxMint.

 Entonces arranco el LiveUSB desde la opción de Recovery Mode, y consigo arrancar pero veo que la resolución no es la adecuada.
 Llegado a este punto tendría que haber parado y no empezar a instalar el sistema, por que me veía venir que me encontraría algún que otro problema.Pero como soy algo aventurero me dispongo a realizar la instalación.

 El primer problema con el cual tropiezo es que no tengo conexión a internet, y eso que tengo el cable de datos conectado. Mal vamos.
 Aunque eso si, me da la opción de conectarme a través de la Wifi. Me conecto y continuo con la instalación.

 Como todas las instalaciones de las derivadas de Ubuntu, la cosa es sencilla y rápida.

 Al reiniciar me encuentro con la misma pantalla negra y el puntero del ratón y de ahí no pasa, de vez en cuando me sale unas letras diciendo que el controlador Nouveau está dando error.
 Me toca entrar en modo Recovery, ya que tampoco logro acceder a la consola con CTRL+ALT+(F1...F9). Pero claro, al ser el único sistema operativo instalado en el ordenador no me aparece el menú Grub.
 Después de mirar un rato por internet no doy con la tecla para que aparezca el menú Grub después de que el ordenador haya cargado la BIOS. Así que en mi desesperación he pulsado desde la tecla MAYUSCULA hasta F12, así todo de golpe, pero funcionó, apareció el Grub, con lo cual puedo entrar en modo Recovery.

 Bien, lo primero es activar el acceso a internet en la opción network. Estaba cruzando los dedos para poder tener acceso a internet ya que si no me conectara la cosa se me iba a poner cuesta arriba, pero esta vez tuve suerte, se conecto a la primera.
 El segundo paso es entrar en la opción root para así poder instalar los drivers privativos de Nvidia. Para instalarlos he seguido más o menos las instrucciones de DesdeLinux.

Lo primero desinstalar todo lo que tenga que ver con Nvidia:
sudo apt-get purge nvidia*
Bien, ahora toca editar el siguiente archivo con:
sudo nano /etc/modprobe.d/blacklist.conf
Al final del archivo añadimos la siguiente línea:
blacklist nouveau
Salimos con Ctrl-X, salvando los cambios. Lo siguiente es instalar los driver propietarios con:
sudo apt-get install nvidia-current
 Y por último crear el archivo de configuración de Nvidia con:
sudo nvidia-xconfig
Ahora hay que reiniciar la máquina y por supuesto cruzar los dedos por segunda vez. En mi caso, ha funcionado perfectamente y he podido acceder al ansiado escritorio.

 En el gestor de actualizaciones me dice que tengo ¡144 megas de actualizaciones!. ¿Cómo es posible que saliendo ayer tenga tantas actualizaciones?  Las instalo y reinicio el ordenador. Todo perfecto, ahora parece que funciona perfectamente.

 Como tengo algo más que añadir, voy a dividir este artículo en dos para que no sea demasiado largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada