martes, 23 de junio de 2015

Despropósito en Extremadura

 Creo que ya he dicho en alguna ocasión que este blog pretende ser una pequeña ventana al software libre (o no tan libre) y que para leer de política lo mejor es acudir a otros sitios, como por ejemplo el blog de mi compañero Victor. Pero en este caso, se juntas varias cosas, software libre, software cerrado y políticos corruptos.
 Según leo en Eldiario.es, en Extremadura, una de las comunidades autónomas de España donde el software libre está más implantado, el presidente de la comunidad (presidente en funciones ya que va entrar otro), ha firmado un contrato con Microsoft para implementar Windows y Microsoft Office en los centro educativos.
- Hace trece años que los profesores y alumnos del sistema educativo extremeño usamos LibreOffice u OpenOffice. No existe ninguna demanda de uso de otras herramientas puesto que cumple más que sobradamente todas las necesidades que tenemos. Si en algún caso se ha solicitado alguna herramienta de Office ha sido debido a la incompatibilidad de algún documento de Office enviado por alguien externo a educación, generalmente de alguna editorial.
Siempre decidimos que los cambios son difíciles y costosos y ahora que se ha conseguido resulta que alguien por algún motivo, y creo que todos intuimos cual es el motivo, decide cambiar para una solución cara y cerrada. 
 - Existe un amplio malestar entre los profesores que han usado años atrás los equipos informáticos por su no renovación y por obligarnos a usar actualmente ordenadores con 13 ó 14 años de antigüedad y que han estado en manos de adolescentes todos estos años. Todo el dinero que se invierta en licencias absurdas es un derroche que podría aprovecharse en dotar, al menos a profesores y alumnos más desfavorecidos del equipamiento necesario para acceder a las nuevas tecnologías.
 Esto es tremendo, están usando equipos muy antiguos y la comunidad se gasta el dinero en licencias, cuando las distribuciones de GNU/Linux y LibreOffice son gratis, pudiendo así renovar los ordenadores.

 No voy a seguir, por qué estas cosas son las que me ponen enfermo. El grado de desfachatez que existen entre ciertos políticos que no consultan a nadie y despilfarran el dinero público, dinero que es de todos nosotros, para empeñar y endeudar a unos ciudadanos cada vez más pobres, es digno de la peor dictadura del mundo. Así no es la democracia, no es un juego de hacer lo que me de la gana, no, la democracia es justamente los contrario.

 Espero que el gobierno entrante sea valiente y rescinda este contrato por ilegal, aunque que queréis que os diga, no tengo muchas esperanzas  (el gobierno entrante es del PSOE).

 Pulsa aquí para leer la noticia entera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada