lunes, 6 de julio de 2015

LinuxMint 17.2 Cinamon

 Hace unos días que se anunció el lanzamiento de LinuxMint 17.2 Cinamon. Una versión en principio sin demasiados cambios pero que soluciona bastantes problemas y que avanza en el desarrollo de su entorno de escritorio, Cinamon.


 Y como no, y sobre todo después del fracaso de intentar usar OpenMadriva, me lancé a instalar esta nueva versión para probarla más a fondo. Como siempre, la instalación no es en una máquina virtual, para así poder evaluarla mejor.

 Debo decir que el arranque a través del Live-USB es rápido y sin problemas, a pesar de que en la anterior versión si que tenía problemas debido a la tarjeta gráfica Nvidia.
 No voy a poner todas las capturas de pantalla del proceso de instalación ya que es el mismo de siempre y todo es tremendamente sencillo y sin dificultades.
 El tiempo de instalación dependerá de la velocidad de la conexión de internet al tener que descargar los paquetes de idiomas.
 Una vez reiniciado el ordenador nos sale esta pantalla de bienvenida que nos enseñará a dar los primeros pasos para usar LinuxMint, un detalle, en mi opinión, de buen gusto y que facilitará a los nuevos usuarios el acercamiento a esta distribución.
 En esta versión por fin todo el sistema está en el idioma que se selecciona en la instalación, cosa que no hacía en la anterior versión. Veo que van solucionando problemas, cosa que es siempre positivo. Por supuesto, lo primero es actualizar, ya que hay actualizaciones pendientes. Estas se instalan sin problemas.
 Al no tener que instalar codecs, la post-instalación es prácticamente nula, algo también muy positivo de cara a los nuevos usuarios.
 En la configuración del sistema tenemos a nuestra disposición muchas opciones para personalizar el sistema fácilmente, una herramienta potente y sobre todo muy útil.
 Nunca he sido muy propenso a modificar mucho un entorno de escritorio, pero voy añadir un Desklets al escritorio para probar esta funcionalidad.
 No se puede decir que haya miles de ellos, pero si hay una variedad lo suficiente grande como para cubrir casi todos las necesidades. He instalado el de AcuWeather para tener el clima en el escritorio. Todo sencillo, quizá la única pega es que no se puede bloquear al escritorio, no se si es debido a este Desklet o es un pequeño fallo en general.
 Otro detalle muy curioso son los fondos de pantalla que vienen instalados en el sistema, están ordenados según las versiones de LinuxMint, y debo de decir que hay algunos muy bonitos.
 Pero ya está bien de configurar el aspecto y vamos a cosas serias, como el rendimiento y funcionamiento.
 En este apartado funciona excelentemente, tanto en tiempo de arranque (más rápido que Debian con Gnome Shell) como en el tiempo de respuesta. Con los drivers libres el sistema se comporta de maravilla, y no tengo necesidad de instalar los propietarios. Hasta aquí sin ningún tipo de problemas, a pesar de que Cinamon no es un entorno de escritorio que me guste, pero debo de decir que se comporta muy bien.
 Para crear documentos nada mejor que LibreOffice y en esta versión de LinuxMint incluyen la versión 4.4.3, una versión de LibreOffice que es muy buena para trabajar, ya que tantos la nueva disposición de iconos como la barra lateral, aumentan mucho la productividad con respecto a versiones anteriores.
 El explorador de archivos, Nemo, funciona muy bien, he podido conectarme a la Raspberry Pi a través de Samba sin problemas de ningún tipo. Me encanta el detalla de la barra que hay debajo, cuando insertas un USB y que indica el espacio ocupado y el espacio libre en el dispositivo, una cosa tremendamente útil.
 Para instalar el software que nos falta nada mejor que echar mano del Gestor de Software, algo parco pero útil y fácil de usar.
Otra pequeña pega que le veo, es que lleva de serie la aplicación Vídeos para reproducir vídeos, pero también lleva VLC. Me parece redundante y en cambio no lleva ningún reproductor de audio, pero se soluciona fácilmente instalando un reproductor.

Conclusión:

 La verdad es que está versión de LinuxMint está muy lograda y funciona a la perfección, no se puede pedir mas. Sin duda alguna han logrado corregir todos los fallos de la anterior edición y después de unos cuantos reinicios y de trabajar unas cuantas horas con el, no he notado ningún fallo ni caída de rendimiento. Una versión totalmente recomendada aquel que busque estabilidad o para los novatos que se quieren sumergir en el mundo de las distribuciones de GNU/Linux.

Enlace de descargas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada