domingo, 5 de febrero de 2017

LibreOffice 5.3

 Supongo que el que más o el que menos se habrá enterado de la nueva versión de LibreOffice, la 5.3. Los  cambios introducidos son muchos, pero sin duda alguna el mas destacado es concepto de interfaz gráfica llamado MUFFIN. No he podido resistirme a probar ese concepto y escribir esta entrada para dar mi humilde opinión.
 He decido probar la nueva versión de LibreOffice en Ubuntu 16.04. Y a pesar de haber un ppa para actualizar a la nueva versión he decidido darle una oportunidad a los paquetes Snap y así probar de primera mano si es realmente una alternativa a la hora de instalar programas.

 Vamos al tajo, lo primero es abrir el Ubuntu Software y buscar LibreOffice.
Como se puede apreciar en la captura, al hacer la búsqueda, el primer resultado es LibreOffice y si nos fijamos sale la etiqueta No libre. Esto quiere decir que estamos ante un paquete Snap. Sólo nos queda darle al botón de Instalar y esperar. Sobre todo esperar, ya que la descarga es pesada.

 Y aquí está una de las grandes ventajas de los paquetes Snap. Podemos tener dos versiones distintas del mismo programa. En mi caso como no he desinstalado la versión de LibreOffice que viene en los repósitos, tengo las dos versiones instaladas y funcionando sin problemas, por lo menos a priori.
 Una vez abierto nos damos cuenta que por defecto nos trae las clásicas barras. Para tener las nuevas interfaz hay que activar las características experimentales. Pero antes de eso vamos a cambiar el idioma, ya que por defecto está en inglés. Para ello, en Tools -> Options -> Language Settings -> Language, podemos cambiar al idioma de Cervantes.
 Una vez cambiado, nos dirá que tenemos que reiniciar LibreOffice para que surtan efecto los cambios. En principio se tendría que abrir de nuevo el solo pero no lo hace, el primer fallo. Una vez cambiado el idioma lo lógico es instalar un corrector, así que vamos a ello.
 Debemos obtener un diccionario para instalar el corrector. En principio lo fácil sería hacer click en Obtener mas diccionarios y se nos tendría que abrir el navegador y llevarnos a la página de los diccionarios. Y digo tendría por que no lo hace, es más, ni siquiera abre el navegador. Segundo fallo. Para hacerlo manual debemos ir a esta página y descargar el diccionario. Una vez hecho eso, hacemos click con el botón derecho y escogemos la opción de Abrir con LibreOffice.

Una vez instalado, nos dirá que hay que reiniciar LibreOffice para que surtan efecto, y como antes, no se abre el solo.

 Bueno, creo que ya es hora de probar las nuevas interfaces, y digo nuevas ya que son cuatro las disponibles. Para habilitarlas debemos ir a Herramientas -> Opciones -> Avanzado -> Activar funciones experimentales. Debemos reiniciar de nuevo, pero por alguna extraña brujería esta vez si que se ha abierto sólo.

 Como mencioné antes, tenemos cuatro nuevas interfaces. La primera es la clásica, la que viene por defecto. Para ver las otras tres tenemos que ir a Ver -> Disposición interfaz y escoger la que queramos.

Cinta:

 La primera de todas, Cinta, es quizá la más parecida a la de Microsoft Office. Por cierto, hace un par de días en el grupo de Telegram de LibreOffice, había una discusión si Cinta era una traducción adecuada. A mi me parece correcta, pero es cuestión de gustos.

 Como vemos en las capturas hay una serie de pestañas que agrupan los distintos iconos. Como se puede apreciar, hay iconos que no aparecen y desde mi punto de vista, los nombres usan una tipografía muy grande, lo que hace que no quepa todo en la pantalla. Se nota que falta trabajo por hacer.
 Tenemos tres formatos de Cinta, a saber.

Contextual Groups:
 Desde mi punto de vista no es fea, pero como se puede apreciar en la captura hay botones que quedan fuera de la pantalla, por lo cual no es muy útil. La segunda es,

Contextual Single:
 Sin duda la más minimalista, casi no hay opciones. Esta puede estar muy bien si conocemos los atajos de teclado o si por el contrario, debemos escribir un texto muy largo y no queremos distracciones, como puede ser un libro.
 La tercera es En pestañas, que es la primera que hemos visto.

Barra única:


 En esta interfaz veremos sólo una barra. La gran ventaja es que se gana espacio vertical y no hay distracciones, pero por contra las opciones están algo escondidas.

Barra lateral:

 En esta última se puede ver que tenemos una barra superior y una barra lateral con unas pestañas que nos irán mostrando las distintas opciones. En esta opción ganamos espacio vertical pero yo sólo recomendaría para pantallas panorámicas, ya que aprovecharemos el espacio que nos sobra horizontalmente.

 Conclusión:

 ¿Cual es mejor? Bueno, digamos que todas tienen sus virtudes y sus defectos. Como para cambiar no hay que reiniciar podemos usar la que más se adapte a nuestras necesidades según el momento. Desde mi opinión las más útiles son sin duda la barra lateral, por lo dicho antes, se gana espacio vertical y se aprovecha es espacio horizontal. La barra única también me convence si el texto es muy largo, queriendo concentrarnos en el texto. Las otras no le veo mucha utilidad, me parecen demasiado abrumadoras, aunque sin duda alguna, para la gente acostumbrada a la interfaz de Microsoft Office puede ser una opción.

 Sea como fuere, lo que hay que reconocer es que le queda mucho trabajo para pulir estas interfaz, pero sin duda alguna el poder escoger la que más se adapte a nuestros gustos o necesidades hace de LibreOffice la mejor suite ofimática.

 Pero esto no solo queda aquí, si somos muy mañosos y tenemos paciencia y tiempo, podemos crear nuestra interfaz gráfica desde cero. Para ello en el Blog de LibreOffice Hispano lo explican detalladamente. Supongo que no tardaremos en ver otros conceptos de interfaz creados por la comunidad.

 ¿Y en cuanto al rendimiento de LibreOffice en paquete Snap? Pues no he tenido la oportunidad de exprimirlo al máximo, pero por ahora no me he encontrado con ningún problema, quizá el rendimiento sea algo menor pero solo es una percepción mía.

4 comentarios:

  1. Me parece muy interesante la entrada. La verdad es que LibreOffice va mejorando cada vez más y más y ya empiezan a trabajar en más opciones de interfaz, que era donde más fallaba desde mi punto de vista.

    Un par de preguntas sobre todo un poco.

    - ¿La versión 5.3 de LO se considera estable? ¿O solo es una versión con novedades y opciones de interfaz nuevas en desarrollo?
    - ¿Las opciones estas de interfaz, como la que imita a Microsoft Office están muy verdes? O son bastante estables y cómodas ya? ¿Crees que van a cambiar mucho más o necesitan mucho trabajo aun?

    Y saliendo un poco del tema.

    ¿Qué tal la experiencia con los Snap? ¿Son cómodos de instalar? ¿Dan muchos problemas? ¿Sabes si son fáciles de eliminar también?

    Perdona por poner tanta pregunta, solo quiero saber un poco tu opinión. :) Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Boris.
      La versión estable de LibreOffice es la 5.2.4. Esta versión no se recomienda para producción. La nuevas interfaz aun están muy verdes, les queda mucho trabajo por detrás, pero sin duda alguna es muy buena idea tener varias interfaz y que sea el usuario quien decida.
      Los Snap son muy cómodos y no me han dado problemas hasta ahora. Quizá el mayor inconveniente es que hace que el equipo consuma algo más de RAM y los paquetes pesan mas que descargados a través de apt. Lo que creo es que tanto los Snap como los Flatpak son el futuro dentro de GNU/Linux.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Ayer mismo use libreoffice y no me di cuenta de nada de esto. Gracias por la información.

    ResponderEliminar