martes, 3 de junio de 2014

Linux Mint (parte II)

 Sigo con mi odisea para dejar el portátil apunto, con LinuxMint (ver la primera entrada), para que todo quede en su sitio, ya que el ordenador al que va destinado es una persona que sólo sabe lo básico y no tengo ganas de ponerle excusas o razonamientos de por que tal cosa no funciona. Así que me pongo manos a la obra.
 Una de las cosas que más me llama la atención de casi todas las distribuciones de GNU/Linux es que no hay splash, la animación de carga del sistema operativo. Es un detalle sin importancia, pero en este caso me gusta que esa persona vea la animación. Lo extraño es que con los drivers Nouveau, en Ubuntu y compañia, suele haber la animación, pero al instalar los propietarios, esta animación se transforma en una animación muy fea.
 Para solucionar esto he recurrido a la solución que proponen en MuyLinux.

Lo primero es editar el siguiente archivo con:
sudo nano /etc/default/grub
Dentro de ese arhivo hay que buscar la siguiente línea:
#GRUB_GFXMODE=640×480
y debajo justo de esa línea hay que poner la siguiente:
GRUB_GFXPAYLOAD_LINUX=1024×768
cambiando el 1024x768 por la resolución de vuestro ordenador. Guardar los cambios con CTTL+X. A continuación escribimos estos tres comandos en el terminal:
echo GRAMEBUFFER=y | sudo tee /etc/initramfs-tools/conf.d/spash
sudo update-grub2
sudo update-initramfs -u
  Con esto sólo nos queda reiniciar el ordenador para ver que tenemos otra vez una bonita animación de carga.

 LinuxMint viene "equipado" de serie con todos los codecs que se pueden necesitar, así que en ese sentido no me preocupo, por lo tanto voy a decorarlo un poco para que parezca.

 No soy partidario de de cargar el escritorio, me gusta tener un escritorio limpio, pero en el caso del portátil le voy a poner un widget del tiempo y un reloj. En la anterior versión usaba My-weather-Indicator, un widger creado por el atareao. Pero por alguna razón, en esta versión de LinuxMint aparece como si fuese una ventana en la barra inferior, con lo cual no me sirve.

 Le voy a poner un Conky, cosa que nunca he hecho, pero veo que hay que meterse mucho con los archivos de configuración y no me apetece. Entonces instalo Conky-manager, con lo cual la cosa es más sencilla.
 Para instalarlo, ya que no viene en los repósitos, hay que añadir un ppa:
sudo apt-add-repository -y ppa:teejee/ppa
sudo apt-get update
sudo apt-get install conky-manager
 Además descargo un pack con muchos más temas desde aquí. Algunos son muy bonitos, pero nada de lo que yo busco.

 Entonces me acuerdo y me voy a lo sencillo: Screenlets. Instalo el paquete de Screenlets con:
sudo apt-get install screenlets
Y también el pack de los screenlets con:
sudo apt-get install screenlets-pack-all
 Con esto ya tengo el widget del tiempo que me gusta.  Para poner el reloj he puesto uno que viene en el Conky-Manager que me gusta, aunque algo aparatoso.

 Con esto, y algunos programas como Inkscape, OpenShot y Wine, para poder hacer correr el Microsoft Office (si, tiene que ser ese) creo que el portátil está listo para entregar y que esa persona no tenga ningún problema.

 En cuanto a mi opinión en cuanto a LinuxMInt es agridulce. Tengo que reconocer que no me gusta Cinamon, pero si es que es verdad que se nota más ágil que la versión anterior, sobre todo a la hora de hacer click en el botón Menú. Tampoco veo grandes cambios con respecto a la versión anterior, aunque si queréis saber cuales son nada mejor que ir a la notas oficiales. Es verdad que es muy flexible en cuanto a posibilidades de personalización.
 De momento en el uso que le he dado estos días no he notado ningún problema una vez instalado, por lo que se puede decir que es estable, y con cinco años de soporte me tengo que olvidar de volver a instalarlo en unos años.
 Pero sin duda los problemas de instalación, cuando debería ser algo fácil, ya que la versión anterior lo era, ha hecho de esta instalación toda una odisea.

 Ahora sólo me queda entregar el portátil y la persona que lo recibe lo disfrute durante mucho tiempo, :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada