domingo, 24 de mayo de 2015

Neo900, un teléfono inteligente basado en MeeGo, está ya en preventa

El tema de los teléfonos móviles con sistemas basados en Linux (sin hablar de Android) es algo complejo y con muchos altibajos. Una de las mayores promesas era MeeGo, un proyecto llevado a cabo por Nokia que al final abandonó. Se lanzaron dos teléfonos con este sistema, el Nokia N900 en 2009 y Nokia N9 en 2011 cuando Microsoft compró la empresa. MeeGo nunca cayó en el olvido y desde siempre ha despertado la curiosidad de usuarios y desarrolladores. Ahora con Neo900 aparece un sucesor de esos modelos, veamos de que se trata.



Creado por aficionados Neo900 está basado en el modelo N900 de Nokia, el cual toma como base. Hay que tener en cuenta que se trata de un modelo de 2009, y aunque ha sido algo actualizado, está algo desfasado ya en sus especificaciones y es de gama media-baja. Tampoco fue la intención hacer un móvil para todo el mundo, sino más bien para gente interesada en el tema.

Dicho esto veamos sus especificaciones:

CPU TI DM3730 a 1 GHz
Memoria RAM de 1 GB
Almacenamiento 512 MB NAND + 64 GB eMMC + externo
pantalla TFT de 3.5" , 800x480, dualtouch 

Como vemos es un dispositivo muy humilde, aunque suficiente para un uso básico del teléfono (como mensajería instantánea, escuchar música) y que tiene una capacidad muy aceptable que además se puede aumentar.

Si bien en esta parte está claro que se queda corto donde más destaca es en el software y todo lo que permite por ser un sistema abierto.

Como dicen en su web este smartphone está basado en una plataforma libre, estable y madura. Neo900 puede soportar todos los sistemas operativos disponibles para GTA04 (QtMoko, SHR, Debian, Replicant, ...) y es posible que pueda servir en un futuro como una buena plataforma a la cual portear (crear, adaptar) otros como Maemo, Ubuntu o Firefox OS.

Como bien dicen ellos,"We bring the hardware, you choose your OS." Nosotros te damos el hardware, tu eliges el sistema operativo.

Donde comprar y como

Hay dos opciones a la hora de hacerse con este dispositivo, una de ellas como una extensión para Nokia N900 para que se actualice el dispositivo o otra comprando Neo900 como teléfono completo ya ensamblado (posiblemente la opción más interesante). Elegir una u otra nos permite ahorrarnos unos 100 euros, aunque necesitaremos tener el modelo anterior.

El precio de la versión para añadir a Nokia N900 cuesta 350 euros, (y es posible que sea necesario montarla a mano.)

La versión completa que incluye el móvil completo cuesta 480 euros.

Conclusión

A priori puede parecer un mal dispositivo que no ofrece nada y es absurdamente caro para lo que ofrece, y es posible que sea cierto. Pero lo interesante de este modelo es ver como se sigue avanzando en el desarrollo de otros sistemas orientados a que el usuario tenga el control del dispositivo y sepa que está usando, algo que es muy positivo.

Personalmente creo que este teléfono no va a triunfar demasiado, pero es posible que coloque una piedra solida hacia un mayor interés por estos dispositivos tan respetuosos con el usuario, que usan Linux y que son totalmente transparentes para el usuario. Veremos si esto ocurre.


Si, a pesar de todo, os interesa haceros con él, no tenéis más que acceder a su tienda, y parece que si envían a España.


Fuente: Tech Drive-in

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada