lunes, 21 de septiembre de 2015

¿Nos espian?

 Desde que se conoció el caso Snwoden en el cual revelaba como las agencias de espionaje, tales como la NSA estadounidense, controlaban y clasificaban las conversaciones de los ciudadanos tanto de EEUU como del mundo y sin importar si era a través de mensajes o de llamadas, la preocupación por la privacidad ha ganado adeptos, aunque opino que no los suficientes.



Creo que hay otro tipo de invasión a la intimidad que son las que ejercen las empresas de internet tales como Google, Twitter, Facebook, Whatsapp, Microsoft y un largo etcétera, que comercian con nuestros datos. Datos que usan para vender al mejor postor para bombardearte con productos y hacer  estos más atractivos para la venta.

 Esta semana pasada estamos visitando concesionarios para comprar un coche. Como siempre, la primera búsqueda es en internet para clasificar los modelos que se adaptan a nuestras necesidades. Después visitar los concesionarios, probar algún modelo y por último decidirse. Este es el camino que realiza casi todo el mundo.

 Uno de esos días, probamos un modelo de una marca conocida, primero lo probé yo y después mi mujer. El detalle fue que al subir yo al coche, que ya estaba encendido, tenía puesto la radio con la emisora Radio 3. Cuando lo fue a probar mi mujer, el vendedor cambió la radio para los 40 Principales. ¿Adivinad que radio suelo escuchar yo y que radio suele escuchar mi mujer?

 ¿Qué probabilades hay de que sea fruto de la casualidad? O a lo mejor el vendedor es muy bueno en su trabajo y por las conversaciones dedujo la radio que más nos podía gustar. O por que no, podemos aplicar el principio de Hanlon que dice:
"Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado con la estupidez"
 Sea como el fuera el caso y dejando a una parte la conspiración, lo que si es verdad es la cantidad de datos personales que circulan por la red y la cantidad de información que poseen las empresas de nosotros. ¿Irá a peor o llegará un momento que se legislará para proteger a las personas? No lo se, pero no veo el futuro nada halagüeño.

 Y para todos aquellos que pensáis que no tenéis nada que ocultar un vídeo que os puede hacer cambiar de opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada